Esta antigua técnica Japonesa, aunque también se ha visto en el norte de Europa, es realmente apasionante, primero por su simpleza, segundo por resultados, en un mismo proceso obtenemos protección contra el clima y el fuego, además de realzar la belleza de un producto tan noble como es la madera.

d93dc9f14b8236c9089bae841a5c1a53

Aunque el tratamiento fue pensado para su uso en exterior principalmente debido a que deja una capa hidrorepelente en el exterior de la madera, también se puede usar interior, quemando la madera con distintas intensidades de llama se puede obtener resultados realmente muy interesantes.

El sistema es simple se quema la madera exteriormente si esta se pone en llamas se la apaga con agua, una vez obtengamos una capa carbón en toda la madera, una vez conseguida la capa raspaos suavemente con un cepillo de metal en el sentido de la veta o podemos usar lana de acero, para desprender el carbón que pueda estar suelto.

Por último si queremos que queda más realzado y durare podemos dar una mano de aceite de linaza o algún otro aceite vegetal para protección extra.

 

ad7f7527aee239e21d0ee07312105437

Actualmente la forma más simple de hacerlo es usando un soplete de gas butano, antiguamente se hacia una fogata y se ponía las tablas formando una chimenea encima, para que el fuego recorriese y quemase el interior de la improvisada estructura finalmente se apagaban las tablas y listo.

Les dejo un vídeo de cómo se hace:

Guardar